Langue

Criminalización

Documents

Estado de emergencia en Francia, bienvenidos en democradura !

Fecha de publicación: 
Lunes, 30 Noviembre, 2015
Por: 
Collectifs

LA GUERRA ES LA PAZ

LA LIBERTAD ES LA ESCLAVITUD

LA IGNORANCIA ES LA FUERZA

(eslóganes del partido único en 1984 de George Orwell)

 La COP 21 empezó hoy. Hace varios meses que se viene preparando una gran marcha internacional y popular en Paris, cuidad donde tiene lugar  dicho evento. Esa marcha no tendrá lugar, como muchas otras iniciativas ciudadanas previstas en esta ocasión y sobre todo, aquéllas que podían hacer vacilar las relaciones de fuerzas. Solos, los grandes de ese mundo, encerrados en su bunker y bien protegidos por el ejército y la policía [1], disertarán, en el lecho de muerte del planeta, sobre la naturaleza y los costos de los paliativos que quieren administrarle. Difícilmente hubiéramos podido imaginar un escenario más cínico que colocaría tan indiscutiblemente a los actores autorizados – es decir a los representantes de los Estados y las empresas- en posición de dictar SUS “soluciones”.

El Estado francés ha instrumentalizado el contexto trágico de los atentados del 13 de noviembre. Francia notificó al Consejo de Europa que  iba a derogar a la convención europea de los derechos humanos [2]. En los últimos días, fueron declarados por lo menos 24 arrestos domiciliarios, no en contra de los terroristas que actúan por el Daesh, sino en contra de los militantes de los movimientos sociales  que los medios  de prensa y el poder califican de “ultra izquierdistas”, “Zadistas”, “ecologistas radicales” o anarquistas [3]. El estado de emergencia, cuya prolongación fue votada por la casi-totalidad de los diputados (izquierdistas y ecologistas incluidos...), permite a las fuerzas del orden registrar los domicilios sin pasar por una autoridad judicial [4], romper las puertas, violar la intimidad, agredir y traumatizar a las personas (hasta los niños), que no tienen nada que ver con los atentados de Paris (horticultores, ocupantes de edificios abandonados, miembros de la Coalición Clima 21, etc.) [5].